Ascensores Hidráulicos

Los ascensores hidráulicos, se distinguen de los otros ascensores porque lleva instalado un pistón que por dentro tiene aceite, y es lo que le propulsa para poder subir. El pistón puede ser central o lateral dependiendo de la construcción.

La máquina que lleva está llena de aceite, y cuando el elevador hidráulico quiere bajar, la máquina absorbe el aceite que está en ese momento en el pistón y en ese instante empieza a bajar hacia abajo.

Para que la cabina suba, el aceite impulsa el pistón para que el ascensor empiece a subir.

Esta clase de maniobra es recomendable para edificios con pocas alturas, aunque también se pueden instalar en construcciones que tengan más alturas, es recomendable instalarse para pocos niveles de altitud.

El cuarto de máquinas se instala normalmente en la parte baja del edificio, ya que es lo más recomendable aunque puede variar dependiendo de sus características.